Comunicado desde Francia

Al compañero Mario González

A su familia y a sus amigos
A los compañeros y compañeras solidarias
A los compas de la Sexta y Anarquistas

París, 15 de diciembre de 2013

Compañeros-as:

Por medio de este pequeño mensaje, queremos hacer llegar nuestra voz a nuestro compañero Mario, en primer lugar. Queremos decirte que desde el día de tu arresto, hemos estado muy al tanto de las acciones que has emprendido y de los comunicados que has escrito. Compa, desde aquí, aunque lejos estamos, te queremos agradecer la fuerza – que pese a 56 días de huelga – transmitías y sigues transmitiendo, esa rebeldía de tus actos y palabras nos dio y sigue dando animo en la constante lucha por la libertad que nos arrebatan. Hoy, te queremos enviar desde aquí, un saludo solidario, con animo, rebeldía y esperanza combativa para ti, no te desanimes compa, aquí seguimos! Son los actos pequeños, que después se juntan, lo que de una forma u otra lograran tu libertad.

Damos las gracias a sus familiares y amigos que están haciendo todo lo que esta en sus manos para difundir el caso del compa Mario y que éste rebase las fronteras. A ustedes también, les mandamos animo y fuerza para seguir caminando como hasta ahora lo han hecho: con dignidad.

Aquí en París, algunos de nosotros hicimos un pequeño acto simbólico en solidaridad con el compa Mario, nos reunimos enfrente de la ex prisión de la Roquette en París, destinada a encerrar a niños menores de 14 años y a los jóvenes de 20 años y después a las mujeres, aunque ya no funciona como institución de encierro y ha sido destruida, este lugar quedo impregnado de injusticia, de abuso, de desprecio, de soberbia desde los años de 1830. Ese mismo desprecio y abuso de poder que en todas las cárceles se respira, no importa donde se encuentre, esa soberbia de la que nos cuenta Mario que caracteriza a las autoridades que se han encargado de su caso, de tantos otros y que se han encargado de encerrar a jóvenes. Sin embargo, en esta cárcel de París, no solo se impregnó el abuso, también se impregnó la rebeldía de los reclusos. Después de ser destruida se convirtió en un jardín, donde en lugar de celdas hay arboles y los niños y los jóvenes pueden pasearse. Ojala algún día las prisiones desaparezcan y en lugar de
ellas haya sitios donde caminar libremente. Desde aquí Mario – es muy simbólico, lo sabemos- pero te mandamos un abrazo inmensamente solidario y te decimos que no estas solo!!!! Que aquí Seguimos!!!

À bas les murs de toutes les prisons !

En solidaridad,
Les trois passants, París, Francia.

Imagen

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s