DESDE COSTA RICA: Exigimos la libertad de Mario González, Preso Político del Estado mexicano

Miércoles. 26 de marzo de 2014.
Enrique Peña Nieto
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos

Miguel Ángel Mancera Espinosa
Jefatura de Gobierno del Distrito Federal

Lic. Antonio Hazael Ruíz Ortega
Subsecretaría del Sistema Penitenciario del Distrito Federal

Lic. Marcela Ángeles Arrieta
Juzgado 19º de delitos no graves del Distrito Federal

Señora, Señores:

En el contexto de represión física e ideológica que el Estado de México ha impuesto sobre el movimiento libertario local, el pasado 02 de octubre de 2013 fue detenido arbitrariamente el joven anarquista Jorge Mario González García, el cual, como estudiante de la UNAM, ha participado activamente del movimiento estudiantil que resiste al proceso de mercantilización que se ha puesto en marcha en esta casa de estudios.

Ese 02 de octubre, Mario y 8 compañeroas más, se dirigían a la manifestación de protesta que cada año se realiza en memoria de las y los estudiantes y obreroas asesinadoas por el Gobierno de Mëxico en 1968, durante la Masacre de Tlatelolco.

Estoas 9 compañeroas se trasladaban en un transporte público, el cual, al llegar al Centro Histórico, fue interceptado sin ningún motivo por la policía, luego de lo cual loas compañeroas fueron apresadoas y remitidoas a una comisaría y posteriormente a un centro de detención, donde finalmente fueron acusadoas por el delito de “ataques a la paz pública”.

Posteriormente, una jueza fijó el monto del rescate que debería ser pagado para liberar a loas compañeroas, el cual fue entregado el 07 de octubre de 2013 y luego de lo cual, se dictó una orden de liberación para todoas loas
compañeroas. Extrañamente, horas después esa orden fue anulada para Mario, el cual quedó bajo secuestro hasta el día de hoy.

Durante estos 110 días, Mario ha denunciado el acoso constante recibido de parte de los funcionarios estatales encargados, sobre todo, luego de la huelga de hambre que inició como protesta por su injusta y arbitraria detención, la cual llevó adelante durante 56 días y que puso en grave peligro su vida, así como por el apoyo incondicional que ha recibido del movimiento anarquista y estudiantil, todo lo cual ha provocado el repudio internacional contra el Estado Mexicano y de parte de colectivos anarquistas, movimientos sociales, figuras académicas y diversas organizaciones de DDHH de todo el planeta.

En particular, Mario ha denunciado que los funcionarios de la Torre Médica de Tepepan (donde se encuentra recluido debido a su huelga de hambre), bajo intimidaciones y amenazas, han reducido a un mínimo su seguimiento médico y
lo han trasladado a una zona que pone en riesgo su rehabilitación.

Al mismo tiempo, la jueza Marcela Ángeles Arrieta ha sido señalada por haberse empeñado en alargar ilegal e irracionalmente el proceso, llegando al extremo de legitimar que los policías que declararon en contra de Mario,
fueran asesorados vía teléfono móvil durante su declaración en el juicio.

El que se trate de un montaje policial dirigido específicamente contra individuos/individuas que se vindican anarquistas y por este solo motivo, pero que además incluyó la tortura física y psicológica durante el
desmedido periodo de incomunicación inicial al que fueron sometidoas loas compañeroas, permite catalogar el caso no solo como ejemplar en lo que a represión política se refiere, sino también como una flagrante violación de los principios más fundamentales de la Democracia Representativa y de los compromisos que en materia de Derechos Humanos han sido ratificados por el Estado mexicano, tal como es el caso de la “Convención contra la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”. Es decir, nos encontramos frente a una forma de ejercer el poder político propia de los regímenes Totalitarios y que podemos calificar como Terrorismo de Estado.

El pasado 10 de enero, la jueza Arrieta sentenció a Mario a 5 años y 9 meses de cárcel, dejando al compañero sin posibilidad de solicitar una pena alternativa que le permita alcanzar la libertad. La jueza ha sido denunciada por la irracionalidad de su decisión, la cual explica en tan solo 2 cuartillas en las cuales se limita a decir que Mario es simplemente culpable por el delito de “ataques a la paz pública”, el cual implicaría un daño a objetos o personas, un “agravio a la sociedad”. Sin embargo, absurdamente, en el caso de Mario, la misma juez determinó que se le absuelve de la reparación del daño “por ser un delito carente de resultado material”, en otras palabras no existe ese supuesto daño y se evidencia que se le sigue castigando por su actividad política, tal como afirma el abogado defensor Guillermo Naranjo.

El caso de Mario no es el único, ya que es de conocimiento público que el Estado mexicano lleva adelante la imposición de un régimen de corte fascista que tiene por objetivo la destrucción de cualquier tipo de movimiento social: persecución, criminalización, encarcelamiento e incluso asesinato.

1.- Desde Enero de 1994 y hasta la fecha, loas compañeroas de las Bases de Apoyo Zapatista en el Estado de Chiapas, han sido sometidas a un constante acoso y agresiones por parte del Ejército y de diversas fuerzas paramilitares ligadas con el aparato burocrático-partidario del Estado mexicano. En el documento “Informe de Agresiones a las Bases de Apoyo Zapatista 2006-2012”, elaborado por la Red contra la Represión y por la Solidaridad, se transcriben 114 denuncias recibidas en este periodo de parte de las Juntas de Buen Gobierno. Dentro de los relatos facilitados
extraemos lo siguiente:

“Las denuncias enumeradas en este Caracol consisten en asesinatos, desapariciones, desalojos violentos, imposición de pagos, impuestos y jornadas de trabajo. Amenazas con armas a los niños, disparos, provocación de incendio, destrucción de alambrado y de sembradíos, robo de animales y productos agrícolas.

El 19 de diciembre del 2006, esta JBG denuncia que en la comunidad de Viejo Velasco:

“(…) Perdieron la vida tres integrantes de la comunidad, mas 5 desaparecidos que hasta la fecha no han sido localizados, ni sus cuerpos ni su paradero, si es que aún viven…. (…) En esta ocasión, utilizaron a la comunidad Lacandona para llevar a cabo el desalojo inhumano, estas amenazas y violencias cada vez se van haciendo más grandes, ahora están aliados la comunidad Lacandona con la organización para la defensa de los derechos indígenas y campesinos OPDDIC, organización oficialista de corte paramilitar que opera en la zona.”

Hasta la fecha no se ha hecho justicia y el acoso y represión en contra de estas comunidades continúa.

2.- El 03 y 04 de mayo de 2006 se ejecutó la Masacre en San Salvador Atenco: esta fue dirigida por el actual Presidente de la República Enrique Peña Nieto, quien siendo en aquel entonces Jefe del Distrito Federal, justificó estos Crímenes de Lesa Humanidad como un mero “operativo policial”. En esa ocasión fueron asesinadoas 2 compañeroas, 207 fueron detenidoas y torturadoas y 11 compañeras fueron violadas por los agentes de seguridad, todo esto sin que hasta la fecha se haya hecho justicia.

3.- 01 de diciembre de 2012, Toma de Protesta de Enrique Peña Nieto: seis años después de cometer el ataque contra la población de Atenco, Peña Nieto accede a la Presidencia del Poder Ejecutivo señalado por las graves irregularidades que acompañaron dicho proceso electoral. Diversos colectivos aprovecharon esta fecha para manifestar su radical rechazo frente al proyecto de despojo, explotación, desprecio y represión que representaba dicho acto. Loas manifestantes fueron brutalmente reprimidoas, siendo arrestadas 101 personas dentro de las cuales se encontraban incluso menores de edad. El mayor ejemplo de las atrocidades cometidas contra la población se evidenció con el caso del compañero Juan Francisco Kuykendall, adherente de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, quien a sus 67 años de edad fue impactado por una bala de goma que le fracturó severamente el cráneo y le dejó en estado vegetativo. Resultaron también heridos de bala Carlos Jair, Julián Uriel Sandoval Díaz, Rubén Fuentes Pablo, José Iván Villavicencio y Adrián Luna Guzmán, así como resultaron heridas muchas personas más. Teodulfo Torres, testigo presencial de la represión y quien grabara el video que “Revolución TresPuntoCero” difundió en ese momento, desapareció el 26 de marzo de 2013, sin que hasta la fecha se tenga noticia de su paradero. Hasta el momento no se ha hecho justicia.

3.- Denunciamos también las agresiones cometidas contra loas maestroas y demás compañeroas que se oponen a la imposición de la Reforma Educativa por parte del Estado mexicano. Según diversos medios, loas docentes, tenían
varios meses acampando en el Zócalo del Distrito Federal, como medida de protesta, hasta que, el 13 de setiembre del 2013, el Estado arremetió en su contra enviando un gran contingente de granaderos para que les desalojara. Muchoas maestroas fueron detenidoas de forma sumamente violenta. Hasta el momento, tampoco se ha hecho justicia.

Y es que precisamente, esa exigencia es la que nos trae a escribirle esta nota. Esa exigencia que por más de 522 años, desde la llegada del sistema de dominación occidental a nuestras tierras, ha sido resguardada en la memoria de los Pueblos secuestrados por el Estado mexicano. Esa exigencia que hoy grita justicia y libertad.

Por tanto,

Exigimos la liberación inmediata de Jorge Mario González García.
Exigimos la liberación inmediata de todos y todas loas presoas politicoas.
Exigimos el cese del régimen de represión a que están siendo sometidos los Pueblos secuestrados por el Estado de México.
Exigimos el cese del proyecto de represión ideológica llevado adelante contra el movimiento anarquista.
Exigimos el cese inmediato del programa de acoso y agresiones llevado adelante por el Estado de México, Ejército, Grupos Paramilitares y Guerrillas Narcotraficantes contra las Bases de Apoyo Zapatistas.
Exigimos la suspensión inmediata de todos los funcionarios judiciales y policiales envueltos en el montaje, tortura y acoso que ha sufrido nuestro compañero Mario, así como una investigación detallada del caso a cargo de organizaciones independientes de DDHH.
Exigimos el cese de la explotación, desprecio, despojo y represión que está llevando adelante el Estado de México contra los Pueblos que mantiene secuestrados.
Techo, tierra, trabajo, pan, salud, educación, independencia, democracia, libertad, estas fueran nuestras demandas en la larga noche de los 500 años, estas son hoy nuestras exigencias.

Asamblea Coordinadora Autónoma
Azamblea del Pueblo – Costa Rica

Dan fe:

María de la Caridad “Josefa” Domínguez Villalobos
Natalia Loria Gutierrez
Esperanza Tasies Castro
Adam Umaña Álvarez
Cristhofer Rojas Rodríguez
María del Rocío Chamorro Tasies
Fernando Ramón Chamorro González
César Augusto Gómez Calderón
José Navas Su

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s