Comunicado de Mario, segunda y última parte.

Mucha gente me ha llegado a decir que nadie va a poder contra el gobierno ni va a acabar con él, que mis objetivos son utopías, que entienda que sólo me tengo que preocupar por mí, que la gente no entiende, que si sigo así seguiré preso o acabaré desaparecido o muerto. Probablemente sea cierto, pero a donde volteo no dejo de ver la realidad cruel en la que nos encontramos atrapad@s. Sobran motivos para rebelarnos, también sobran motivos para ser felices, pienso que vivir rebelándose es la única forma de ser feliz, a veces por eso estoy a gusto, aun con las consecuencias. Este es el camino que quiero tomar, porque para mí es más satisfactoria una pequeña dosis de solidaridad, locura, alegría y libertad, que una vida llena de arrepentimiento, tristeza, aburrimiento, resignación y opresión.

¿Será que es posible “no meterte en problemas”, vivir “tranquil@”, sin riesgos y cómod@? ¿Eso es lo más inteligente?, ¿Un@ puede ser “imparcial” en un mundo como éste, donde existe el jodido y el de billete, el chingado y el que chinga? ¿Es “normal” y más conveniente ser parte del problema y no de la solución? ¿Es mejor resignarse porque pensamos que no podemos cambiar nada en vez de dar guerra y acabar con lo que nos oprime?, ¿Vivimos tranquil@s mientras los recursos naturales se sobreexplotan y se condena a las futuras generaciones a (sobre) vivir en un planeta sin los hermosos recursos naturales de los que hoy todavía disfrutamos? ¿Es preferible aguantar tanta injusticia, explotación, miseria y gandallez que nos rodea? ¿Es mejor evadir toda esta realidad o ignorarla aunque esté todo el tiempo en nuestras narices? ¿Cuál es el mejor método para combatir todo esto? Si se elige enfrentar al explotador, cada quien, por diferentes situaciones y razones elige su método; para un@s es más importante la difusión, para otr@s la acción (que también se puede considerar una forma de difusión), y otras formas. Lo importante es que un@ elige de qué lado está, o si sólo se vuelve un/ espectador/a, posición en la que supuestamente no te arriesgas tanto pero puedes sufrir repercusiones de la guerra, aunque no hayas decidido participar en ella.

Sería muy bueno que no existiera nada de esto, pero aunque much@s lo queramos, lamentablemente no es así; si no formas parte de la solución, formas parte del problema. Pienso que formar parte de la solución es buscar y luchar por la emancipación: la solidaridad de la humanidad por y para la humanidad. Estoy seguro que esa es la solución, intentar luchar por eso todo el tiempo en el actuar, al hablar, escribir, analizar, pensar, escuchar, ayudar, leer, contagiar, observar, gritar, pelear, cantar, llorar, reír, bailar y amar.

Para tod@s anarquía, salud y revolución social

Solidaridad con Carlos, Amelie, Fallon y tod@s l@s pres@s politic@s del mundo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s