Del juicio contra Mario González o la Anarquía frente al Derecho

“Con el pie sobre el cuello de la víctima, el juez ya no ve sino sangre ni siente otra cosa que odio.
Es una bestia confiada en su impunidad, y convencida, también, que eso la honra y la talla, la
saca por arriba de los hombres como a algo grande, sereno y respetable… Sería curioso saber en
qué abismante locura funda su creencia de ser superior al criminal que condena; con qué se lava
las manos para no manchar a sus hijos después que mata; dónde pone la conciencia para dormir;
cómo resiste, en fin, la tentación de ahorcarse.
En el fondo, todos los tribunales son lo mismo; todos los jueces. Y no variarán de esencias si, en
vez de la burguesía, salen del pueblo. Sea de hierro o de cristal el frasco, el líquido autoridad
hiede y envenena igual, si se le destapa y se le esparce. El poder de sentenciar: ¡ése es el
crimen!”
Rodolfo González Pacheco

En próximos días el Segundo Tribunal Colegiado en materia penal del Distrito Federal decidirá si le es otorgado el amparo a Mario González, obteniendo con ello su libertad, o se le negará y será obligado a cumplir una sentencia de 5 años y 9 meses de prisión.
Ello nos lleva a preguntarnos: ¿Puede una persona decidir sobre el destino de otra? Desde hace más de ocho meses, una juez, Marcela Ángeles Arrieta, decidió que nuestro compañero tendría que ser encarcelado por parecer sospechoso mientras se dirigía a una marcha; ella misma decidió, a partir de sus sospechas, que debía permanecer encerrado por “peligrosidad social”. ¿En qué basa sus decisiones la juez?
No es en el Derecho vigente, no es en favor de la justicia, ellas de fuente burguesa y por lo tanto, inservibles para el pueblo. Pero concediendo que sí sirvieran esas leyes, que sí existiera la justicia, no existe ningún elemento que pruebe que Mario González es tan
peligroso que merece estar encerrado.No.La juez Marcela Ángeles Arrieta y la magistrada Celia Marín Sasaki, quien ratificó la sentencia condenatoria, basaron su decisión en un conjunto de elementos ridículos que no sostienen más que una burda
farsa, porque ni montaje puede llamarse.
Entonces, ¿En qué abismante locura fundan su creencia de seres superiores que pueden juzgar?, preguntamos con González Pacheco. Y bien, ellxs, lxs jueces, sólo encuentran fundamento a su actuar en el infinito desprecio que tienen por la libertad, por la justicia y por las personas que por ellas luchan. Y han juzgado ( condenando y absolviendo) y seguirán juzgando a quienes así lo hagan, porque lo que en verdad está en el banquillo de lxs acusadxs son las ideas, están juzgando a la Anarquía. Como hace más de un siglo, primero en la vieja Europa y después en la América.
Si la Anarquía es la antítesis de su Derecho, divino o estatal, no importa su fuente, si representa coacción; entonces, estamos acudiendo a una reedición del enfrentamiento, en los juzgados, entre el Derecho y la Anarquía. Y el Derecho ha violado su principio de no ser juez de su propia causa.
En próximos días lxs jueces Alejandro Gómez Sánchez, Rosa Guadalupe Malvina Carmona Roig e Irma Rivero Ortiz, condenarán o absolverán a Mario González, sería bueno, que como dice Aníbal D’Auria: “Si quiere ser consecuente, ante los cargos que le fórmula la Anarquía, el Derecho sólo puede callar o ya no hablar como Derecho”
¡Presxs políticos, libertad!
¡Abajo los muros de todas las prisiones!
Familiares y compañer@s de Jorge Mario González García
Junio de 2014

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s