Material del II Foro contra la Represión

Nos comparten el material resultante del II Foro contra la Represión
1a. parte:
¿Qué es la Represión?
¿Cómo funciona?
¿A quién le sirve?… entre otras cuestiones
II Foro contra la Represión
Contra la impunidad y la Represión, Todas las Voces
Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco
12 junio 2014
Quiénes somos: Individuos, colectivos Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, es decir, somos el brazo político, civil y pacífico del movimiento Zapatista de Liberación Nacional, apoyamos, enarbolamos, difundimos, estudiamos e incluso tratamos de participar en la construcción del proyecto de autonomía de las Comunidades Indígenas Zapatistas en Chiapas.
Al mismo tiempo, somos integrantes de la RvsR y Solidaridad, la cual nace en 10 de junio del 2007 con el Foro Nacional contra la Represión, a iniciativa de la Comisión Sexta del EZLN ante la escalada de violencia desatada en nuestro país por parte de los malos gobiernos, principalmente a partir del 2006 con el ataque al pueblo de Atenco y a todos los ASDSL que también fueron vejados esos fatídicos días.
Como miembros de esta red, estamos comprometidos a: denostar, rechazar, denunciar y tratar de impedir, en las medidas de nuestras posibilidades, cualquier acto de represión política en contra de cualquier ciudadano, en especial de aquellos que por motivo de su trabajo o ideología política, son reprimidos, perseguidos y/o encarcelados por parte del Estado o los poderes fácticos del mismo.
Qué es la represión: es la acción y efecto de reprimir (contener, refrenar, templar o moderar). Tiene particularmente dos utilizaciones: en contextos políticos y sociales y en contextos psicoanalíticos. En ambos, la represión se ejerce desde algún tipo de ámbito de poder. (Wikipedia, consultado10 junio 2014.)
En nuestro caso particular, nos interesa hablar de la represión social y política, la cual se define como aquella que se ejerce desde el poder político, con la pretensión de castigar con violencia la disidencia respecto al mismo y que supone, en general, la negación de los derechos civiles y la libertad política.
Cómo funciona: cuando hablamos de REPRESIÓN nos estamos refiriendo a todo lo que ésta conlleva: desinformación, campaña propagandística, clima de terror, amenazas y hostigamientos, persecuciones, golpes, secuestros, deportaciones y exilios forzados, encarcelamientos, desapariciones y asesinatos.
Sin embargo, debemos de tener algo muy claro, que la represión no es más que una de las herramientas o instrumentos que el sistema económico dominante (capitalismo) utiliza para su imposición en el mundo.
Por qué el sistema Capitalista: Si entendemos el capitalismo, de manera muy sucinta, como el sistema político- económico que tiene como objetivo primordial la acumulación máxima de ganancias (dinero), nos damos cuenta (al paso de los siglos) que este sistema en su búsqueda frenética por la obtención de dichas ganancias, convierte todo, absolutamente todo, en mercancías.

De esta manera, la explotación laboral, la pérdida de derechos y prestaciones, el encarecimiento de los productos básicos, la privatización de la educación o la imposición de un sistema educativo favorable para el capital, el desmantelamiento del sistema de salud y energético a favor de la empresa privada, la cooptación de los medios de comunicación, la compra de conciencias públicas, el despojo de los recursos naturales de la nación (tierra, agua, aire), la compra de gobiernos, el negocio del narcotráfico, entre otras aberraciones, son necesarias para este sistema capitalista funcione, sobreviva y obtenga los mayores beneficios. Beneficios que sólo quedan en manos de muy pocos a costa del sufrimiento de la mayoría.

La imposición de este sistema ha sido y es tan violento (violencia estructural) que el capital también se vale de mecanismos más velados para “convencer” a la mayoría de que este sistema es lo mejor para el mundo. Por eso sociedades enteras están imbuídas en un consumo frenético de cosas que no se necesitan, comiendo cosas que no hacen bien, adoctrinadas y domesticadas por complejas corporaciones mediáticas y de la industria del entretenimiento (tv, cine, revistas, radio, publicidad, etc…) que le dicen a la gente una y otra vez, que la clave del éxito social personal e incluso sexual, es el color de piel blanco, cabello rubio, una casa en las lomas, auto nuevo, vacaciones periódicas en la playa en hoteles de lujo y una vida medianamente dispendiosa en conocidos lugares de entretenimiento (bares, casinos, cines, teatros, etc…). Aquél, aquella o aquellos que no cubran semejantes requisitos, de inmediato son relegados y/o condenados a la marginación y a la exclusión en todos los sentidos, así como a toda una serie de estigmas: resentido social, flojo, inútil, feo, naco, indio, problemático, loco, delincuente, criminal, terrorista, etc… que sólo refuerzan la estructura socio-cultural que el capital nos quiere vender.

No conforme con ello, actualmente me parece que está aparejado una estrategia mucho más fina que hace creer a la población, que esta violencia estructural que el mismo sistema crea, es ocasionada por la gente que no logra “adaptarse” al esquema diseñado por el capital.
De esta forma, la violencia en las escuelas es culpa de los propios niños, sus padres o maestros, los feminicidios son culpa de las mujeres por la forma en que se visten, la migración apabullante es culpa de los pobres por no “echarle ganas”, los golpeadores lo son porque su familia los trató mal, los curas pederastas violan niños por un problema psicológico que tienen, la contaminación ambiental es culpa de la gente que no recicla y no de las fábricas y empresas que contaminan de forma exponencial, el asesinato de defensores ambientales es culpa de los indios necios que no quieren el desarrollo, la drogadicción y el alcoholismo es porque la gente es débil y no se pone a estudiar, cuando ya no hay cupo en las escuelas y así toda una serie de falsos discursos que de tanto repetirlos, se convierten en verdad para muchos.

Con todo, todavía hay unos cuantos que a se atreven a cuestionar e incluso enfrentar el aparato ideológico, económico, político y social con que el capital cuenta. Todavía hay quienes se atreven a disentir, a decir lo que piensan o peor aún, a inconformarse ante las injusticias. Es entonces cuando la Represión entra en acción, cuando todos los demás mecanismos, descritos anteriormente, no logran apaciguar a las personas incómodas al sistema.

A quién está dirigida la Represión: También hemos observado, que si bien los gobiernos anteriores ejercían un tipo de represión selectiva, hacia un grupo y/o individuo, ahora aparece la masiva, es decir, al pueblo en general. La intención es dejar muy claro que quien se atreva a manifestarse va a recibir un castigo “ejemplar” y ese castigo tiene que verlo la mayoría de la gente advertirla, amenazarla, aterrorizarla con brutales vejaciones, infundir tal miedo para que seas incapaz de movilizarte. “Desarticular y fragmentar movimientos a partir de aterrorizar a la base de esos movimientos y organizaciones sociales”. (Atenco-2006).

Esta estrategia fue importada de Estados Unidos, y es la misma que el gobierno de ese país aplicó para la guerra de Irak.

A quién le sirve la Represión: Al Capital y a todo el aparato que lo conforma: el Estado, la clase política y empresarial beneficiada, nacional e internacional.
Para qué: Acumular más ganancias, preservar sus privilegios. Sin la explotación y represión del pueblo de abajo, no es posible el enriquecimiento, sin la represión, no es posible el despojo de tierras para la minería o el gran turismo.

¿Qué efectos tiene entre quienes la padecen? Esa respuesta la darán los casos presentados en esta mesa.

Qué podemos hacer ante la represión: 1) saber qué es y cómo funciona la represión, para no condenar al otro-a.
2) Ayudar a otros a entenderla, difundiendo los casos, hablando del tema sin temor, en los hogares, en la calle, con los amigos, en las escuelas, analizándola en las tesis, en los artículos, estudiándola. También se puede abordar el tema de forma creativa: haciendo canciones, pintándola, dibujándola, actuándola, escribiéndola.
3) Organizándose con otros para combatirla con los ejemplos anteriores, crear una cultura de No violencia por parte del estado, una cultura de denuncia. Crear organizaciones que combatan la represión.
4) Crear espacios donde se generen otro tipo de relaciones sociales, políticas, económicas y culturales, distintas a las que estamos sometidos con el capitalismo (espacios horizontales, no patriarcales, de análisis, estudio y discusión de la realidad, donde el dinero no sea lo más importante, donde el interés sea colectivo y de apoyo mutuo).
Todo este tipo de acciones, y las que cada quién sea capaz de crear, seguro redundarán en lo primordial para combatir la represión: Perder el miedo.
La moneda está en el aire en el tema de la represión y otros… ¿qué propone la comunidad estudiantil y académica al respecto?

One thought on “Material del II Foro contra la Represión

  1. Reblogged this on Desde la Redaccion and commented:
    INVITACION

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s