Carta de Mario González “¡No pueden darnos la solución los verdugos!”

8 de septiembre de 2014

“Las palabras son importantes pero lo es también la acción”

A la clase desposeída

A lxs hijxs del pueblo

A lxs normalistas de Ayotzinapa

Más normalistas asesinados que en la autopista del sol en diciembre de 2011, hoy más de 40 normalistas desaparecidos, 3 asesinados y otras 3 personas también asesinadas. ¿Se ha dado la dimensión que merece a tal masacre, peor que la de Aguas Blancas?

En 2011 estuve en Ayotzinapa y la indignación era tal por el asesinato de dos compañeros, que las movilizaciones no parecían tener fin. Tres años después la represión se agrava y nos da la lección de siempre: el gobierno y toda autoridad jamás solucionarán nuestros problemas, sólo nos crean cada vez más. Montan teatros y circos fingiendo hacer su disque justicia y después el número de asesinadxs crecerá y empezará de nuevo la misma farsa para que nos sigan tomando como estúpidxs. Pues si encarcelan, asesinan o desaparecen a la gente pobre, estudiante, normalista rural que estudia con gran sacrificio, a la gente humilde y desposeída no pasa nada. ¿La respuesta a tal represión, crimen y crueldad será lenta?

¡No pueden darnos la solución los verdugos!

Esa gente que pretende imponer respeto por traer trajes finos no son más que unos asesinos, junto con sus policías y militares.

Vanegeim pregunta “¿Millones de personas encerradas, fusiladas, hambrientas, embrutecidas, conscientemente ridiculizadas tienen, al menos, en la paz de los osarios y de las fosas comunes, la garantía histórica de haber muerto para que sus descendientes, aisladxs en apartamentos con aire acondicionado, aprendieran a repetir, bajo la fe de las diarias emisiones televisadas, que son felices y libres? ¿Lxs hijxs del pueblo murieron para que tú también puedas adquirir una cadena estereofónica Phillips de alta fidelidad? No cabe dudar de que se trata de un bello porvenir que habría constituido la alegría del pasado. Pero el presente no se haya a gusto, ingrata e inculta, la joven generación quiere ignorar todo este glorioso pasado ofrecido como premio a todo consumidor. Pretende que reivindicar es reivindicar para lo inmediato. Y recuerden que la razón de las luchas pasadas está anclada en el presente de la humanidad que las han conducido, y que ese presente, a pesar de condiciones históricas diferentes es también el nuestro”.

Esta brutal represión contra todxs nosotrxs, hijxs del pueblo, inspira rabia contra los asesinos del pueblo. Queridxs compañerxs, desde mi trinchera lucho por los muertos de Ayotzinapa; quiero acabar estas letras recordando su canción, recuerden que aunque esté preso no lxs olvido:

Ayotzinapa eres tú mi sol radiante, la esperanza de un hogar…

Ayotzinapa eres tú gran colorido de belleza y tradición, aprender de ti toda virtud, tienes que luchar por ser mejor…

P.D. “Necesitamos el placer de destruir el poder que nos asesina a fin de cuentas, pues no hay placer que no pueda saciarse completamente” “Se necesita de la agitación cualitativa, la que radicaliza al pueblo porque ha brotado del radicalismo del pueblo, corrige las fronteras de la sumisión y del embrutecimiento”.

Mario

Anarquía, salud y revolución social

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s