Desde Europa exigimos un Alto a la difamación y a la persecución contra nuestros compañeros anarquistas Mario González y Nuria Ramírez

14 de Marzo, 2016

Estas ultimas semanas hemos recibido varios comunicados que dan cuenta del montaje que el gobierno federal y el gobierno de la ciudad de México están construyendo una vez mas contra varios de nuestros compañeros anarquistas. El montaje jurídico y mediático vuelven a agudizarse en un momento en el que las autoridades universitarias pretenden desalojar la ocupación del Auditorio Che Guevara, espacio que ha sido ocupado desde la histórica huelga de la UNAM en el año de 1999. Durante 16 años, las autoridades han provocado un sinnúmero de enfrentamientos y hostigamientos contra los ocupantes de este espacio, creado un ambiente de persecución y linchamiento mediático, prisión y represión. Un pronunciamiento emitido por la Cruz Negra Anarquista de México retoma y hace énfasis en la actitud que las autoridades han asumido desde siempre para seguir amedrentando y difamando al movimiento anarquista en general y en este caso particular contra la ocupación de este espacio.

Por medio de este pronunciamiento, no solo queremos evidenciar esta constante difamación y persecución en contra de nuestros compañeros Mario González y Nuria Ramírez, sino que queremos expresar nuestra preocupación y repudio al señalamiento que las autoridades y sus medios de desinformación están construyendo contra nuestros compañeros, identificándolos como personas peligrosas.

Así mismo afirmamos que esta situación represiva forma parte de toda una estrategia mediática, que incluso se inscribe a nivel internacional, de persecución, montaje, difamación y represión contra nuestros compañeros anarquistas, sus formas de acción y de pensamiento; esta estrategia se inscribe en la construcción de todo un escenario para atacar, por todos los medios posibles, los espacios autogestivos y autónomos, contestatarios y opuestos al mundo de consumismo que nos imponen, así que a la gente que los frecuenta y los habita. Bajo este linchamiento mediático el poder construye a “sus” “enemigos” dando pie a toda una maquinaria de control social que se refuerza y extiende a pasos agigantados.

El discurso de la violencia que utiliza el Gobierno del Distrito Federal, en este caso, y las mismas autoridades universitarias, intenta bajo mentiras y señalamientos justificar su represión que a fin de cuentas pretende acallar, desarticular, aterrorizar y criminalizar los movimientos contestatarios que se gestan, y en este caso particular contra los grupos, movimientos, espacios y personas anarquistas que han sido objeto desde hace años de persecuciones y hostigamientos.

Los grupos abajo firmantes hemos manifestado siempre que ha sido necesario nuestra solidaridad con Mario González y Nuria Ramírez y en estos momentos estamos completamente atentos a la situación y a cualquier acto de intimidación y represión que se ejerza en su contra.

Alto al linchamiento mediático contra compañerxs anarquistas y ocupantes !
Alto a la difamación y a la persecución contra nuestros compañeros anarquistas Mario González y Nuria Ramírez!

En solidaridad !

– Les trois passants, Toulouse (Francia)
– FA – Federación Anarquista Francófona (Francia, Suiza, Bélgica)
– Caracol Solidario, Besançon (Francia)
– CGT – Confederación General del Trabajo (Estado Español)
– Adherentes a la Sexta Barcelona (Catalunya)
– ASSI- Acción Social Sindical Internacionalista, Zaragoza (Estado Español)
– Cedoz (Estado Español)
– Associació Solidaria Cafè Rebeldía-Infoespai, Barcelona (Catalunya)
– Associazione Ya Basta! Milano (Italia)
– P.I.R.A.T.A-Plataforma Internacionalista por la Resistencia y Autogestion
Tejendo Autonomia (Italia-Suisa-Alemania-México)
– CSPCL-Comité de Solidaridad con los Pueblos de Chiapas en Lucha, París (Francia)
– Groupe Cafez y Casa Nicaragua de Liège (Bélgica)
– Plataforma de Solidaridad con Chiapas y Guatemala, Madrid (Estado Español)

– Mt Vitz 13, Marseille (Francia)
– Chiapasgruppa LAG (Noruega)

– Liga Anarquista do Rio de Janeiro

Advertisements

Seguimiento a la denuncia por Jorge Mario González García

Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad A.C (CCTI)
Equipo de Salud por Mario
Abril 2014
Seguimiento a la denuncia por Jorge Mario González García detenido arbitrariamente el 2 de octubre, torturado, encarcelado y sentenciado.

El Contexto
Jorge Mario González García, es uno de los jóvenes detenido el 2 de octubre del 2013 en la ciudad de México, Mario ha sido perseguido por las autoridades del D.F y universitarias. por su participación como activista estudiantil en el plantel Naucalpan de CCH de la UNAM, fue expulsado del CCH y criminalizado por los medios de comunicación **
El Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad A.C. (CCITI) señalamos que el 2 de octubre del 2013, el objetivo de las autoridades del D.F. fue reprimir para generar una opinión negativa en el grueso de la población sobre los jóvenes manifestantes. Criminalizando e incriminando al sector joven-estudiantil, para crear al “enemigo interno” de esta ciudad: Los Jóvenes y así justificar frente a la población el empleo de la fuerza policiaca en su contra.
Los medios de comunicación han juagado un papel importante, como ya en otros tiempos piden para la población que se manifiesta, mano dura , emitiendo juicios parciales, falseando información, repitiendo imágenes de policías heridos, pero nada de las detenciones y tratos que reciben los jóvenes al ser detenidos y llevados a las agencias.
El CCTI tuvo conocimiento de los métodos de tortura usados contra Mario durante su detención, como en la en la agencia 44 del Ministerio Público en Iztapalapa el 2 de octubre:
• Eléctrica: Uso de aparatos que generan descargas eléctricas,
• Golpes en diversas partes de cuerpo,
• Estuvo incomunicado por varias horas
• Omisión en la atención médica,
• Posiciones forzadas, al mantenerlos esposados durante toda la detención,
• Negar información a familiares,
• Humillaciones,
• Privación de alimentos y agua,
• Amenazas.
De esta forma se pone de manifiesto los mecanismos que tiene la SSPDF para responder frente a estas manifestaciones, cabe señalar que Mario fue detenido en un camión de pasajeros, que aun no se incorporaba a la marcha, que los toques eléctricos se dieron dentro de la agencia 44 de Iztapalapa.
¿Por qué su uso en contra de un joven que ya estaba detenido y sometido? ¿Cuál era el peligro?

Huelga de hambre
Mario estuvo en huelga de hambre por 56 días, en protesta por la privación ilegal de su libertad, por la detención arbitraria y por la tortura recibida por parte de autoridades del D.F. Por tal motivo fue internado en la Torre Médica de Tepepan el 22 de noviembre de 2013 hasta el día de hoy. Por su estado de salud y el seguimiento que este debe llevar se considera necesaria su permanencia en este lugar y no ser trasladado a algún otro reclusorio.
Ahora Mario continua bajo tratamiento médico, pues es evidente que posterior a 56 días de ayuno su organismo necesita tiempo para recuperar sus funciones adecuadamente, periodo que podría tardar varios meses dada las condiciones en las que se encuentra recluido. Continua en un estado de desnutrición leve, han cedido las molestias gastrointestinales.

Su estado de salud
Para dar cuenta del estado de salud de Mario se formo un comité de apoyo para monitorearlo, este equipo ha denunciado las siguientes anomalías en la atención a Mario en la Torre Médica de Tepepan:
• Mario NO recibe ni ha recibido nunca ninguna dieta acorde a su estado de salud desde que decidió levantar la huelga bajo las razones de que no hay valoración nutricional o el nutriólogo no estaba enterado del caso, no era necesario etc..
• Seguimiento insuficiente de estudios de laboratorio y gabinete que den cuenta de la evolución de su estado de salud, y las posibles complicaciones, además que los pocos que se realizan no se comunica el resultado ni a Mario y a los familiares (que están en derecho de conocerlos) y que dificulta conocer más acertadamente su estado de salud.
• Malas condiciones de la sala donde se encuentra internado,
• Malos tratos por parte del personal médico que además de tener una actitud hostil hacia Mario y otros pacientes, se ha negado constantemente a proporcionar información sobre el estado de salud a Mario y a sus familiares, violando su derecho a la información como parte de los derechos de los pacientes hospitalizados que están avalados por la secretaria de salud y que son de observancia obligatoria.
• Ausencia de coordinación entre el equipo médico externo y el equipo médico de la torre médica Tepepan a pesar de haberse solicitado.

Sobre su salud emocional se ha insistido sobre la importancia de que Mario fuera valorado por un psicólogo o psiquiatra por los síntomas de insomnio y ansiedad que presenta, se realizó una valoración por un psiquiatra de la red de hospitales del DF, que sólo indicó fluoxetina 200 mg al día. El equipo de salud valoro psiquiátricamente, la interpretación preliminar es que Mario presenta ansiedad, trastorno depresivo grave y trastorno de estrés postraumático. Queda pendiente la interpretación del médico especialista.

La sentencia
Por otro lado el 21 de marzo la Quinta Sala Penal del Distrito Federal, confirmó la sentencia de cinco años y siete meses de prisión a Jorge Mario González García, a pesar de la documentación que hizo la CDHDF y otras organizaciones donde se muestran las anomalías de su detención y traslado.

El Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad y el Equipo de Salud por Mario exigen a las autoridades del D.F:
• Se investiguen los hechos de tortura, bajo los lineamientos del Protocolo de Estambul.
• Se revisen las anomalías en su proceso legal.
• Se diga porque se uso tal violencia en su contra al momento de su detención cuando el ya estaba detenido.
• Se aplique el derecho a la rehabilitación como parte integral del derecho a la reparación cuyo derecho está establecido expresamente en el art. 14 de la Convención Contra la Tortura que señala:
“Todo Estado Parte velará porque su legislación garantice a la víctima de un acto de tortura la reparación y el derecho a una indemnización justa y adecuada, incluidos los medios para su rehabilitación lo más completa posible”.

Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad A.C
Equipo de Salud por Mario
Abril 2014

TESTIMONIO DE ANAHÍ: AGRESION POR PARTE DE GRANADEROS DE LA AGENCIA 50 DEL MINISTERIO PÚBLICO, 2 DE OCTUBRE

Hechos:

Asistimos a la Agencia del Ministerio Público no. 50 ubicada a un costado de las instalaciones de la PGJ conocidas como el bunker a pedir información de los que habían sido detenidos el 2 de octubre y aun no habían sido presentados.

Dando vuelta a la calle, fuimos recibidos por una estampida de granaderos  que salieron de la puerta del MP. Sin saber más que hacer, corrí como todos los demás. Pierdo de vista a mi pajera y me detengo angustiada buscándolo, a la distancia observo como cae al piso y un grupo de granaderos lo encapsulan y golpea, me quedo inmóvil viendo y gritando, ¡déjenlo!, ¡déjenlo!, el grupo de granaderos corre hacia mí y corro, escucho sus gritos, ¡agarren ha esa pendeja!, ¡agarren ha esa puta!, escucho sus pasos muy cerca y el miedo se incrementa, uno de ellos  grita ¡la tengo!, ¡la tengo! ¡es mía!, ¡es mía!, veo un tolete pasar por un costado, de pronto, caigo al suelo me hago volita y sólo pienso en protegerme, recibo toda la brutalidad y saña del granadero sobre mi pierna, el dolor es indescriptible. Mientras me repite ¡tú te lo buscaste perra!, ¡tú te lo buscaste!. Un grupo de gente solidaria me saca de ahí y me traslada al hospital Rubén Leñero.

El diagnostico: fractura de tibia y peroné de la perna derecha. El día 8 de octubre se me realiza una cirugía para colocar un clavo intramedular sujeto con tornillos. Tendré que esperar mínimo dos meses para que los huesos se regeneren y con terapia volver a caminar.

El aparato represivo del estado materializado en sus granaderos, buscan sembrar miedo, hacernos creer que uno es culpable de que lo golpeen, que uno se lo busca; por acudir a una marcha, por tener ideas distintas, por vestir diferente, (en mi caso) por pedir información y por no correr lo suficiente… nadie por ninguna razón, se merece ser golpeado con tanta brutalidad y sobre todo, es indignante que como sociedad aceptemos y permitamos que el gobierno del Distrito Federal y el gobierno Federal siga transformando a gente perteneciente a la sociedad civil en un grupo de inhumanos, que cada vez se vuelve más violento, actúa con más saña, con más ira, justificada en sus actuales protocolos de seguridad, que vuelve a su violencia legítima.

Anahi Azúa González

Relatoría de hechos. Por Mario González

Hoy martes 22 de octubre de 2013 Mario González continúa por día número 15 en huelga de hambre después de su detención, tortura y retención en el sistema carcelario, además aprovechamos para denunciar que en la zona del reclusorio oriente donde está, hace 4 días que al compañero lo tienen en una celda sin luz, cuando en todas las demás si hay. En seguida Mario nos cuenta brevemente cómo fue su detención.

El 2 de octubre de 2013, aproximadamente a las 15:30 horas, iba en un autobús que salió del estadio de ciudad universitaria, pasando por el centro de la ciudad de México, cuando en la esquina de 5 de mayo e Isabel la Católica varias patrullas le cerraron el paso al autobús y bajaron a todos los jóvenes de entre 18 y 23 años, entre ellos a mi, nos empezaron a revisar, yo sólo traía un celular y mis llaves, después de revisarme llegaron más de 50 granaderos, entre 8 y 10 de ellos empezaron a torcerme el brazo derecho, a darme descargas eléctricas en mis costillas, me golpeaban en el rostro con la mano abierta, golpearon mis piernas con sus rodillas y me pegaron en el estómago, después me subieron a una patrulla con otras 3 personas y ahí los policías me quitaron mi teléfono, luego nos dieron vueltas hasta que nos bajaron, no recuerdo donde, para volvernos a esculcar, ahí nos empezaron a tomar fotos, me volvieron a golpear en el estómago y a dar más toques eléctricos en costillas y espalda; nos esposaron mientras nos decían que si nos gustaba andar quemando policías, nos amenazaron diciéndonos que nos iban a mandar a la cárcel y que ya habíamos valido madre por pinches anarquistas revoltosos, después nos volvieron a meter a las patrullas y nos llevaron a un Ministerio Público que está en Iztapalapa, pero nunca nos bajaron, de ahí nos llevaron a la agencia 44, al llegar ahí nos apretaron más las esposas, nos estuvieron preguntando nuestros nombres y tomándonos fotos muchas veces con sus teléfonos, todo el tiempo nos seguían diciendo “pinches mugrosos”, después nos llevaron al médico legista, de ahí me trasladaron a un hospital por General Anaya para revisarme el brazo ya que lo tenía muy hinchado, cuando me regresaron a la 44 me quitaron la venda que me pusieron en el hospital y me metieron a las galeras junto con los demás, esposado con las manos hacia atrás, cada rato llegaban policías ministeriales a interrogarnos sobre lo que había pasado y a preguntarnos datos personales, en ningún momento me permitieron hacer mi llamada; el viernes 4 en la mañana aproximadamente 36 horas después de haber ingresado, como a las 11 de la mañana nos trasladaron al reclusorio oriente sin darnos información; ese mismo día en la noche nos llevaron a un juzgado donde nos obligaron a aceptar a un defensor de oficio y nos dieron el monto de nuestra caución. El lunes nos llamaron a todos para notificarnos del auto de formal prisión y se pagó mi fianza, a todos nos dieron la boleta de libertad provisional, pero en la madrugada cuando nos iban a liberar en la salida me esperaban judiciales que me arrastraron regresándome a la aduana con una orden de re-aprehensión porque en el juzgado revocaron mi libertad, me regresaron a la celda donde estaba y ahí inicié la huelga de hambre que mantengo hasta ahora.

Mario González García

22 de octubre de 2013

libertad

Denuncia sobre la retención de Mario González García, preso político del 2 de octubre, en el reclusorio oriente.

El 2 de octubre Mario González García fue detenido junto con 10 personas más cuando iban a bordo de un transporte público en la esquina de 5 de Mayo e Isabel la Católica, cuando el autobús en el que viajaban fue interceptado por varias patrullas; la policía bajó a tod@s l@s pasajer@s jovenes con la orden de llevarse detenidas a 11 personas, a las cuales mantuvo desaparecid@s por más de cuatro horas, tiempo en el que fueron torturad@s con descargas eléctricas y golpes, como producto de la tortura Mario resultó con múltiples lesiones, principalmente en brazo derecho y pierna izquierda y de los que no se ha recuperado. Mario González es uno de los estudiantes que participa en el plantón de la explanada de la Rectoría, contra quienes ha habido una constante campaña de desprestigio, criminalización y persecución política, además de las recientes amenazas que contra al menos tres estudiantes lanzó hace muy poco la UNAM al advertir que de no levantar dicho plantón y desistirse de sus demandas, sus situaciones jurídicas se agravarían. Por otro lado, Mario González García ya había sido ilegal e injustamente privado de su libertad bajo cargos fabricados el pasado abril, en realidad en castigo por sus actividades en contra de la reforma estudiantil en los CCH´s; así mismo por ser activistas, él y otr@s compañer@s de este grupo de pres@s han sido expulsad@s del CCH Naucalpan y fuertemente criminalizados por los medios de comunicación.

En cuanto a la represión dada el 2 de octubre, los procesos de todas las personas estuvieron totalmente manipulados por el Estado, los delitos les fueron fabricados y Mario, además de otros 6 compañeros, fue llevado al reclusorio oriente el 4 de octubre, entonces la juez del Juzgado 19 de delitos no graves determinó la fianza de cada un@: $130 000, a partir de ese momento el Ministerio Público pidió que a Mario no se le concediera la libertad bajo fianza, finalmente se le concedió y trató de pagarse durante el fin de semana pero no hubo guardia en los juzgados correspondientes, así que se pagó el lunes 7 de octubre junto con la de l@s otr@s 8 compañer@s y fue aceptada por la juez. Sin embargo en la madrugada del martes 8, aun cuando sus 6 compañeros y las dos compañeras que estaban en Santa Martha quedaron en libertad, Mario no fue liberado, lo sacaron por una puerta dentro del reclusorio para ingresarlo inmediatamente por otra, él nunca salió del reclusorio, dos custodios lo llevaban agachado y arrastrando, con la cara cubierta y nadie dio explicación alguna de su situación, para ese entonces ya toda la reja del reclusorio se encontraba custodiada por granaderos. Después de presionar para que las autoridades del reclusorio informaran lo que estaba pasando, se acercaron a la puerta dos personas que dijeron ser del área jurídica del reclusorio, expresaron que se había cumplido la orden de la juez de dejar en libertad a Mario pero que había sido detenido por existir otra orden de aprehensión en su contra.

En realidad, la juez del juzgado 19 revocó su libertad bajo fianza y giró orden de reaprehensión contra Mario con la absurda justificación de que él no es confiable y que si goza de libertad bajo fianza podría sustraerse de la acción de la justicia, todo ello no fue notificado a la defensa del compañero, esta actitud de la juez y el MP son una muestra más de esta ola represiva cada vez más violenta.
El compañero Mario está en huelga de hambre desde el martes 8 de octubre y piensa permanecer así hasta lograr su libertad.

(9/10/13)

Fuego a las cárceles,
Pres@s a la calle.